lunes, agosto 04, 2014

"Juntas toda la vida"


Ellas son Caroline Leto y Venera Magazzu. Tienen 96 y 97 años; y en unos días van a celebrar 70 años juntas. 70 fucking años. 

Hace poco leí sobre un estudio que dice que básicamente hay dos tipos de mentalidades acerca del amor: hay parejas que creen en las almas gemelas y parejas que creen que la relación es un viaje de crecimiento donde ambos aprenden a resolver las diferencias. 

Los "viajeros" le ponen menos presión a la relación para que sea perfecta y son más capaces de lidiar con los cambios que inevitablemente llegan. Los "alma gemela" sufren cuando su idea del destino se enfrenta a cambios y conflictos y se sienten decepcionados. 

La idea de las almas gemelas que están destinadas a estar juntas es hermosa. Pero, seamos realistas, después de 3 o 4 relaciones, ¿cómo vives con la idea de que todas en algún momento fueron "el amor de tu vida"?

Por supuesto hay amores que comienzan tan jóvenes que hasta da ternura. Ves a las dos lesbianitas de 14 años y no sabes si decirles que no se claven o dejarlas disfrutarlo mientras dure. 

Pero bueno, me estoy desviando. Quiero hablar de lo importante que es aprender a resolver problemas, aprender a cuidar una relación y no andarse con pendejadas. Porque una cosa es querer encontrar a tu alma gemela y otra muy diferente es echarle ganas y cuidar una relación. 

Los problemas no se resuelven mágicamente porque están hechas la una para la otra. Los problemas se resuelven porque las dos ponen de su parte y porque además ponen su esfuerzo en no cagarla. Nadie te obliga a andar de coqueta, ni mucho menos a ser infiel. Cada quien es responsable de sus actos. 

Caroline y Venera llevan una vida juntas y además tuvieron que mantener su relación en secreto por décadas. Yo no dudo que cada cierto tiempo hayan tenido discusiones, ni que en algún momento una haya sacado de quicio a la otra. Así como tampoco me queda duda que supieron cómo separar las tonterías de lo importante, para resolver sus conflictos y proteger algo que vale la pena. 

Que ese es otro tema aparte: escoger a alguien que vale la pena. Dejar de enamorarse de la que no te trata bien. Me preocupa leer o escuchar a chavas que me cuentan situaciones en las que no saben qué hacer:

"Llevamos tanto tiempo juntas y descubrí que también anda con otra persona, pero ella dice que me ama y que está confundida"

Me dan ganas de gritar: ¡Sal corriendo! 

El amor está hecho de acciones, no de palabras. Y cuando te quedas en una relación con alguien que no te respeta, no te estás dando tu lugar. Como dice RuPaul: Si no puedes amarte a ti misma, ¿cómo diablos vas a amar a otra persona?

Hay mujeres cuyos afectos siempre van hacia las mujeres con las que no tienen oportunidad. Si es demasiado sencillo con una mujer, ni la voltean a ver, la mandan a la friendzone. Para que se enamoren es necesario que sea un reto: o no le gusta a la otra mujer, o ella le huye al compromiso, o está lejos, o tiene novia o sigue atorada con la ex. ¡Es una relación, no un deporte extremo! 

A veces las mujeres tienen más miedo a terminar una relación que a seguir en una mala relación. Y sí, terminar una relación es difícil, pero prolongar el sufrimiento es mucho peor. Y luego está el miedo a estar sola. ¡Si estar soltera puede ser algo genial! 

Puedes ir a donde quieras, ir de fiesta, conocer gente y sobretodo hacer o aprender cosas nuevas. Cosas que por cierto, te ayudarán a tener una conversación interesante con tu futura novia, en lugar de las historias sobre tu ex, que sueltas cada vez que abres la boca, con las que espantas a todas las lesbianas solteras a 50 km a la redonda. 

Me da tristeza saber de parejas que terminan por tonterías, por falta de ganas. Me preocupa ver a lesbianas que se enamoran una y otra vez de mujeres con las que no tienen oportunidad y que aún así piensan que es una cuestión de mala suerte. Me dan ganas de golpear mi cabeza contra la pared cada vez que alguien confunde el amor con el enamoramiento. Como si el amor fuera sólo mariposas en el estómago y besos con fuegos artificiales. Como si no fuera algo mucho más grande y más importante que eso, algo por lo que valga la pena luchar y cuidar por 70 años o toda la vida. 

8 comentarios:

  1. De acuerdo en que el éxito de una relación es resultado de saber tomar buenas decisiones, hay que saber elegir a quién le damos luz verde. Y algo bien importante, una vez que se dá el ansiado "sí", pues no tener miedo ¡entrarle con ganas! porque si hay miedo empezamos mal. Definitivamente a nadie le cuentan cómo es la feria: hay que ir para contar cómo nos fué.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya! casi de verdad casi he llorado con el parráfo del final (punto y a parte que ande hormonal). Me ha encantado, concuerdo absolutamente en aquello que escribes sobre las "almas gemelas", en algún momento de nuestra vida y principalmente en nuestros jovenes años quizás era lo que buscabamos, pero relación tras relación y caída tras caída uno va aprendiendo a valorar a la pareja no como una pertencia ni como algo perfecto, sino más bien como una compañera de vida tan imperfecta como nosotras.

    Saludos y de verdad hermosa entrada.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:05 p.m.

    Totalmente de acuerdo o/

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:59 p.m.

    Bravo.. lindo!! escrito con entrañas y con verdad..

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:06 a.m.

    Sí todo muy lindo y muy linda historia, pero como hacerlo en mi caso si soy incapaz siquiera de entablar conversación con alguna chica. Pues la verdad llega a ser frustrante y te hace pensar si realmente algún día podrás encontrar aunque sea una sola chica que te haga caso.
    Con las que llegué a conversar y congeniar pues casi de inmediato me mandaron a eso que le llaman la friendzone y ya de ahí me fue imposible de salir pues hasta me hablaban de las chicas que le gustaban y pedían consejos incluso después de hacerles saber que me gustaban y sentía cariño por ellas.
    Hace como un mes decidí bajar una de esas aplicaciones para conversar con chicas para ver si de esa forma se me quitaba lo torpe y practicaba como hablar con una chica, pero debo decir que la comunicación es muy ineficiente, se cuelga acada rato, las personas se tardan al menos 30 minutos para responderte un hola, y para intercambiar un par de frases hace falta al menos 2 horas y luego se desconectan. Ahora descarta a todas las que por su foto puedes deducir que les falta un tornillo, y representan un peligro.
    Ahora las que te hablan y les respondes cordialmente Lugo al rato se molestan porque según ellas esperaban una conversación alturada, no se de donde pues ellas son las que se demoran en contestar y luego se portan de manera grosera y ahí fin de la conversación.

    ResponderEliminar
  6. ¿Todavía haces investigaciones lenchas? ¿Podrías hacer una de Barbara Coppel? Siempre me ha intrigado. Quisiera saber si es lencha de siempre (como yo sospecho) o si fue recién con Montserrat que lo notó..

    ResponderEliminar
  7. Houstoniana12:37 p.m.

    Mi primera relacion con una mujer fue a mis 21 años y llevamos 15 juntas .

    ResponderEliminar

¡Buga la que no comente!