domingo, julio 14, 2013

¿Cuándo te diste cuenta de que eras lesbiana?

Hay un chiste entre lesbianas para contestar a esta pregunta: “Un día simplemente me desperté y ya era lesbiana”. La manera en que está planteada la pregunta implica que hubo un momento revelador, un instante que lo cambió todo; como si un rayo nos hubiera caído del cielo, y en medio del caos y la destrucción, aceptáramos de una vez por todas que nos gustan las mujeres (y sí, claro que nos gustan). 

Eso implicaría que hubo un suceso decisivo en nuestras vidas: trauma o perversión. “Te violaron, te golpearon, tuviste malos novios, te pusieron los cuernos. Tu prima te manoseaba, te bañabas con tus amigas cuando eras chica, una lesbiana te sedujo y se aprovechó de ti...” Cálmense, ven mucha tele.

Aunque estaba recordando que tengo una amiga cuya prima la besaba. Pero, ¿qué creen? Ella también besaba a su prima. O sea, en pocas palabras, el instinto lésbico ya estaba en ella. Y sí, la prima a la prima se arrima, pero también el primo a la prima y a nadie le sorprende.

Hay mujeres que se pasan media vida en negación, hasta que ya no aguantan. Una se acostumbra a seguir el rol trazado, tiene novio porque todas sus amigas tienen y equis que no le guste el sexo, total para eso están los dolores de cabeza. O se hacen tontas, como yo, nunca tienen novio y dejan que les cuelguen la etiqueta de solteronas. Pero un día estallan, lloran como desquiciadas, empiezan a salir del clóset con medio mundo y a tratar de vivir la vida que sólo estaba dentro de ellas. 

Algunas se lo toman de lo más tranquilo, cero conflicto al respeto. Incluso puede que hayan tenido novios y la hayan pasado bien. Pero dentro de ellas había una cosquillita y como me dijo alguien por ahí: la sexualidad fluye. Ya saben, como la vida, como los fluidos. Entonces, en algún momento, una de estas mujeres se encuentra con la mujer indicada y ¡pum! Se le caen los calzones y resulta que esto del lesbianismo le viene como anillo al dedo. 

Una de las respuestas que más me gusta es: “De alguna manera, siempre lo supe”. Que si te gustaba una compañerita del kinder, que si te trepabas a los árboles como mono, que si eras Ken cuando jugabas a las barbies con tus amigas, que si hacías como que te casabas con tu mejor amiga. Yo quería el castillo de Grayskull de He-Man que mi primo recibió en Navidad; sabía que no podía pedirlo, pero no sabía exactamente porqué.  

Hace poco una amiga del trabajo me preguntó cuándo me di cuenta de que yo era lesbiana, a lo que yo me volteé y le respondí: 

—¿Cuándo te diste cuenta de que eras heterosexual?— 
—Pues... nunca tuve que preguntármelo, simplemente me gustan los hombres. 

—Exacto.

8 comentarios:

  1. YO ERA BUENO CREÍA QUE ERA HETEROSEXUAL, HASTA QUE LLEGÓ LA QUE HOY ES MI EX A CONTARME SUS PENAS DE AMOR CON SU EX...Y UNA COSA LLEVÓ A LA OTRA Y TERMINAMOS BESÁNDONOS!

    EMPEZAMOS JUGANDO Y EL JUEGO SE VOLVIÓ AMOR Y ESA BELLA HISTORIA DURÓ NADA MENOS QUE 14 AÑOS!

    HOY ÉSA HISTORIA TERMINÓ PERO LOS RECUERDOS Y LOS BELLOS MOMENTOS SON COSAS QUE JAMÁS SE BORRARÁN DE MI CORAZÓN.

    SALUDOS Y COMO SIEMPRE, TUS POST SON GENIALES!

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Alguien conoce (o es) personas mayores (de 40 en adelante) que sean Homosexuales? y que nos puedan apoyar con una entrevista?... En GDL. Es para la realización de un documental.

    ResponderEliminar
  3. Norteña11:24 p.m.

    todo este tema me recuerda, cuando salí del clóset con mis amigas y me dijeron: "entonces te gustan todas las mujeres?" y les dije; "obvio no, a ustedes no les gustan todos los hombres o si?"

    hahahaha, a que gente...

    pero bueno, es bueno tener un post por acá, ya tenían muy abandonado este changarro caray.


    saludos regios!

    ResponderEliminar
  4. Que buena idea, lo siento pero creo que robaré un poco esa última frase tuya para cuando me vuelvan a preguntar eso,
    P.D.No se olviden tanto de este hermoso blog.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:32 p.m.

    un dia simplemente me enamore de una mujer,,, como yo mujer,,, y me di cuenta que era o soy una lesbiana enamorada de una sola persona que es mi pareja desde hace 20.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:39 a.m.

    Rato sin pasar x este blog y vaya q si yo desde chiquita sabia que me gustaban las niñas.
    Recuerdo que en el kinder le pregunte a una compañerita que si se casaba conmigo y me dijo que si jajaja,siempre lo vi como muy natural hasta q a los 18 años "me sacaron del closet" xq me cacharon en plena accion con mi primera novia y ahora ex,buenos recuerdos :)

    ResponderEliminar
  7. Particularmente me identifiqué con este párrafo:

    "Algunas se lo toman de lo más tranquilo, cero conflicto al respeto. Incluso puede que hayan tenido novios y la hayan pasado bien. Pero dentro de ellas había una cosquillita y como me dijo alguien por ahí: la sexualidad fluye. Ya saben, como la vida, como los fluidos. Entonces, en algún momento, una de estas mujeres se encuentra con la mujer indicada y ¡pum! Se le caen los calzones y resulta que esto del lesbianismo le viene como anillo al dedo."

    Justo eso me pasó a mi y la verdad para mi la "transición" de Hetero a Les fue super fácil y natural, mi mama obvio que pegó el grito en el cielo y juró que NUNCA lo iba a aceptar, pero 3 días después ya estaba desesperada por hablarme nuevamente jajajajajajajajaja.

    En mi vida personal y laboral, no escondo que tengo una novia y que vivo con ella; pero eso no significa que ande gritándolo a los cuatro vientos, de hecho me molesta que hagan eso. Yo simplemente platico de mi novia, como el hetero lo hace de la suya o las chicas lo hacen de sus novios y se sobre entiende a quién se refiere. Esa técnica me a funcionado y cero problemas a mi alrededor (o al menos frente a mi, a mis espaldas quien sabe).

    ResponderEliminar

¡Buga la que no comente!