lunes, mayo 31, 2010

El drama de las relaciones lenchas, parte 3

Y ahora con ustedes, la tercera entrega de esta emocionante saga:

7. 40 y 20*

De repente pasa en la vida que una puede enamorarse de alguien a quien le lleva varios años. A veces son 3, 5, 7 años de diferencia y otras veces nos volamos la barda y andamos con alguien que tiene edad para ser nuestra madre.

Así es Itsy Guadalupe, supongamos que no andas con Laura Eli. Tú estás soltera, eres joven e inocente. Tú, pequeña Itsy, que apenas eres una bolita de masa (ni a tortilla llegas), has caído bajo los encantos de una mujer madura: Yeny Armanda, mejor conocida como Doña Yeny.

Conociste a Doña Yeny en el trabajo, de una vez que te dijeron: "Necesitamos un cruce de información con finanzas para la presentación con el cliente, ve con Doña Yeny". Así que rolaste por la empresa hasta que por fin diste con su oficina. Tocaste tímidamente a su puerta:

-Buenas tardes, ¿Doña Yeny?
-Yeny Armanda, por favor- te responde, todavía de espaldas, sentada en una silla ejecutiva.
-Perdón, estem... hola, soy Itsy Guadalupe. Trabajo ahí arriba con Don Gumaro y me dijeron que usted nos podría proporcionar información financiera para la presentación que estamos haciendo...

La silla gira lentamente y te encuentras con una mujer madura, segura de sí misma, muuuuy guapa y sumamente interesante. Te barre con la mirada y tú, Itsy Guadalupe, te pones a sudar como tamalera. Doña Yeny te invita a sentarte y después de hacer que te traigan un café (a ti, ¡una simple mortal en la empresa!) y darte como 3 datos, ya está sentada en su escritorio cruzando las piernas de manera seductora y fumándose un cigarro mientras discretamente te echa el humo en la cara.

Tú apenas has pronunciado como 5 palabras en total, pero Doña Yeny ya está diciéndote que eres una chava súper inteligente, que se nota que tienes muchísimo potencial, pero lo que debes hacer es saber venderte. Y claro, ella es la indicada para enseñarte, llevarte por el camino adecuado, presentarte a la gente correcta.

Sin saber cómo, quedaste en almorzar con ella. Te invitó a un lugar al que tú por supuesto no puedes pagar con tu sueldo de auxiliar contable (¿Era eso o a qué te dedicabas Itsy?). Te impresionó con dos o tres palabras extranjeras, te comentó de su nueva afición por los vinos y justo cuando estabas metiéndole a tu ensalada César (que fue lo único que reconociste del menú), te rozó la pierna con los dedos de sus pies y casi te atragantas de la impresión.

Sobra decir que Yeny Armanda se las arregló para invitarte a su casa, ponerte su nuevo disco de Sexy Hits, besarte la orejita, encuerarte y aventarte en la cama. Tú, joven y temerosa como eres, trataste de oponer tantita resistencia por aquello del trabajo y de cómo se pueden complicar las cosas... pero Yeny Armanda es una diosa en la cama y terminó haciendo la mitad del kamasutra lencho contigo.

Lo que comenzó como una torrida noche, se convirtió en un fin de semana de pasión y casi sin que te dieras cuenta, te convertiste en la noviecita de Yeny Armanda. Después del sexo comienzan a platicar y a conocerse. A ti te encanta porque es una mujer súper inteligente, siempre sabe qué decirte, te apoya un montón, sabe un montón de cosas y además tiene las temporadas completas de The L word en DVD, edición platino, con mil y un entrevistas de las actrices.

Los primeros meses todo es miel sobre hojuelas pero luego, comienzan a salir los detalles:

  • Sus amigos son una bola de cuarentones y cincuentones que platican de cosas que nunca entiendes, todas sus anécdotas son de hace 20 años, no tienen ni idea de cómo cambiarle el tono a su celular y cuando hablas es obvio que se mueren de ganas de regresarte al kínder. Después de dos o tres salidas, ya no quieres salir con ellos.

  • Yeny Armanda, en cambio, piensa que tus amigas son unas pubertas mal educadas que no saben hablar ni escribir como Dios manda. Para ella, ninguna tiene ambiciones de verdad y no son una buena influencia para ti. La llevaste a la típica fiesta de presentación para presumirla con tus amigas y se le hizo "curiosa la interacción social entre ellas".

  • Resulta que tú no sabes cómo vestirte apropiadamente y al principio Mandi (ahora le dices Mandi de cariño) te regalaba ropa nueva y tú estabas alucinadísima, hasta que un día te miraste en el espejo y parecías una mini señora, o peor aún, parecías su mini me.

  • Ella siempre quiere ir a "lugares bien" y tu sueldo no aguanta esos trotes. Mandi insiste en invitarte todo el tiempo, pero tú no te sientes cómoda dependiendo de ella. Quieres ir a donde siempre has ido: a los taquitos de la esquina, a los dogos y a los panuchos. "¡Pero es que tú no sabes lo cochinos que están esos lugares! ¿Has notado que el taquero toma el dinero con la misma mano con la que prepara tus tacos? ¡Qué ascooo!"

  • Resulta que Mandi siempre tiene la razón. Obvio, ella tiene experiencia, ha vivido, tiene colmillo. ¿Y tú, Itsy? De pronto resulta que tienes una opinión tan valiosa como una moneda de tres pesos. No es que ella quiera hacerte sentir mal, pero no puede evitar señalarte tus errores de juicio.

  • No tienes idea de cómo presentársela a la gente. Claro, no puedes presentarla en todos lados como tu novia porque temes que sea un crimen en 30 estados de la república. El día que dijiste que era tu tía, te dejó de hablar por dos días. Agárrate, puede ser peor: un día de estos van a preguntarte si es tu mamá.

Y bueno, en resumen, las dos viven cosas diferentes. Tú estás viviendo algo que ella ya pasó y todavía no tienes una idea clara de en qué anda ella. La adoras, es un mujerón, es increíble en la cama, jamás te vas a conseguir a alguien como ella...

Pero Itsy, tú lo sabes, cuando Yeny Armanda te pide que recojas tu ropa del suelo, oyes la voz de tu madre retumbando en tu mente y no puedes evitar sentirte como una mocosa regañada.


Próximamente, una nueva entrega del drama lencho. Dios, ¡hay tantos dramas de qué hablar!

*Si alguien no entendió el título de este drama, es porque está muy pava.


22 comentarios:

  1. Conflictivo si, en muchos aspectos hasta desafiante, un atino a la realidad muy sentida y hasta quizas tocada solo por la superficie. La experiencia, no omo muchos piensan, no es la suma de los años acumulados en tu cajón de noche.

    La experiencia es lo vivido, pues, algunos podemos vivir en 17 años lo que una de 30 y más. Las artimañas y demas, nos dejan en un estado de aprendizaje continuo, uno que solo pocos llegan a experimentar, y que hacen un mas peligrosas a las nenas de kinder, que a las MUJERES de años con historia.

    La pasion y los desenfrenos, son una seña confusa y poco matizada de una vida con la velocidad alterada: Precocidad. Y si Mandi, quizas sea quien salga influida por itzy. Y si, quizas itzy le muestre esos contraste de la vida a Mandi.

    Hasta lleguen al punto en tener mas afinidad que con sus pares.

    Los posibles son infinitos, depende de las personas, factores invariables en esta ecuacion.

    ResponderEliminar
  2. Cuestión de enfoques,de experiencias y de tolerancia, obvio, cuando se quiere. Si a locales vamos, yo sólo (rebien)sé que MI criatura se está desenvolviendo bastante madura, y yo, me estoy viendo bastante pupila (: al fin que los números, (km, edades..) aquí, no se sienten ...

    ResponderEliminar
  3. jajajaja no manches chu me has hecho reir demasiado...me vi tan reflejada en esta ultima entrega pues la chica con la cual sostengo una relacion tormentosa jajaa es mayor q yo..a veces es padre q sea mayor y pague todo pero aveces es frustrante como te putea como si fuera tu mama y no te deje ir al antro jajajaja espero anciosa la proxima entrega

    ResponderEliminar
  4. Cielos, me remonté a mis 18 añitos... mantuve una relación con una mujer con 20 años arriba de mi edad. Jajaja y también fue ella quien me sedujo, con un beso que me dejé robar bastó para darle el pase completo a la cama... y sí, es cierto, son geniales en el sexo... son interesantes... guapas, de una actitud sugerente imposible de ignorar, entre otras cosas. En fin, ese drama y muchos más, son los que se vive con una mujer que te lleva dos décadas encima... se disfruta, se goza, pero al final resulta que siempre sí había una diferencia de edad y terminas por darte cuenta que fuiste la aventura de tu ex mujer y ella fue el amor de tu vida... jajajaja. Ironías de la vida, pero eso sí chicas, ante todo disfruten el momento que no todos los días te topas con una señora guapa, inteligente, linda, adinerada (eso no deberían tomarlo mucho en cuenta), y lo más importante que sea soltera... así que a gozar lo que la vida nos arroja por descuido o fortuna. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Que puedo decir?? mi novia es 9 años mas chika qe yo, pero es super centrada y sabe mejor qe yo lo qe qiere en la vida, y en mi caso a mi me sedujo ella, y ella fue la qe me robo el beso :$ y es el amor de mi vida, asi es qe todo depende de los sentimientos, pero definitivamente es un drama qe han de vivir algunas, aunqe no es mi caso :))

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:46 a.m.

    Yo no entendi el título XD, que dice o que?

    ResponderEliminar
  7. hahaha que miedo yo por eso le temo hasta que me lleven 5 años xD

    ResponderEliminar
  8. chuminaaa...me encanto tus manuales de los dramas! definitivo! hahahhaa un abrazo desde Sonora. =*

    ResponderEliminar
  9. Chumina eres grande ! Me has sacado mil carcajadas... sí, mil !
    Justo hace unos días yo estaba haciendo llorar de la risa a unas amigas con una historia que podría haber sido plagiada para redactar esta que has escrito tú. Sí,en la calle le gritaron suegra a mi "Mandi" de aquel entonces (DOS VECES!). Las cenas en el Ivoire, el desaparecido Alsace, Biko y cuanto restaurante de Polaco, me dejaron en canicas por tratar de demostrar que YO como buena "Itsy Guadalupe", también era una mujer que se mantenía por sus propios medios. Pero no faltó el día que conocí a sus amigas, a lo lejos se veía un par de mujeres con pelo cano (completamente cano)entrar al billar y la "mandi" gritando...Hey! aquí estamos. Si un doble date propio de una casa de retiro.

    ResponderEliminar
  10. Jesú de Veracruj!!! Es cierto!!! Y un tanto... edípico? No lo sé, pero de cualquier modo ¡¿Qué diría un psicoanalista?!

    Salu2 Chumina, muy buen post!

    ResponderEliminar
  11. Ceci :)1:22 p.m.

    Jajajaja!!! Chuminis que risa.. Ahora que estoy saliendo con una chica 12 años mayor que yo, al principio tenia mis dudas pero hemos logrado superar unos cuantos dramas lenchos bastantes parecidos a los que mencionas.. Pero nos amamos y eso es lo importante!!! Muy bueno el post, como siempre! Un abrazo cuidate

    ResponderEliminar
  12. AYYYY nooo!!! me risa casi me hago pipi y me enknto lo del mini me jajajajaj aayyy neta me hiciste el dia ehhh! escribes padrisimooooo!!!


    GRACIASSS!

    ResponderEliminar
  13. Falta mencionar los "fantasmas del pasado"
    ..a mi me celan de mas por culpa de las ex.ninfòmanas de mi novia (casi 10 años mayor que yo..soy una bolita de harina de 20 años y esta es mi primer relacion lencha.. algo dificil, pero hay amooor)
    saludos

    ResponderEliminar
  14. ok, me acabo de dar cuenta de que leo y no comento
    soy FAN del drama lencho, así, fan..
    "sudar como tamalera" suena muy fancy, y me sentí identificada con lo de la tirada del humo.
    OMG eso de andar con gente mayor.. no anduve, pues, pero si le di vuelo a la hilacha y nomás no..

    ResponderEliminar
  15. Anónimo6:05 p.m.

    a mi me paso algo con mi chica casi 10 años menos que yo
    fui con una doctora ella me acompaño y la dra. le dijo es tu mama y ella no,, eres su nuera y ella no,,, solo la acompaño y yo ups a poco ya me veo tan vieja.
    pero al dia siguiente un sobrinito de tres años me vio sola y me dijo y tu mama ( OBVIO ELLA) donde esta?
    Y YO QUE RAZON TIENE LA LENCHA Y SUS ROLLOS

    ResponderEliminar
  16. Anónimo6:10 p.m.

    perdon me euivoque todo el credito es suyo chuminis

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, muy buen post. Felicidades.

    ResponderEliminar
  18. Ay creo que ya le entendí al título "7. 40 y 20"
    El 7. ps es el número de apartado, ¿no? Pq en el drama de las relaciones lenchas, parte 2 ps terminaron en el apartado "6."
    Y... el "40 y 20" es por la canción de José José ¿no?

    De-mos-tra-sí-si-mo SOY FANS jajajaja; ahora ¡¿qué me gané?!

    PD: Busco novia... ¿quién dijo yo?

    ResponderEliminar
  19. jajajajajaja ...... pues mi novia es 14 años mas grande que yo, pero solo cuando lo digo es cuando siento la diferencia de edad porque en toooodo nos llevamos muy bien, tenemos aficiones muy similares y ya para los casi 3 años que llevamos todo ha ido de maravilla sin que exista esa "brecha generacional", en nuetra relacion no fue 40 y 20, yo creo que queda mejor "gavilan o paloma" jajajaja

    ResponderEliminar
  20. JAJA ay no dios mio, osea me muero de la risa con este post. De verdad que senti como si estuvieses contando mi vida. jajja, que pendeja e ignorante fui al pensar que solo a mi me sucedian esas cosas. Pero bueno, en fin, para mi ha sido una relacion tormentosa, co-dependiete, desgarradora pero a su vez, repleta de amor y buen sexo. Tenemos una enorme diferencia de 14 años, obvio ella es la mayor, y si, ya nos ha pasado en infinidad de ocasiones que me preguntan es tu mama?? ¬¬
    Saludos desde tampico!!! sigue con tu blog que es genial!!!!

    ResponderEliminar
  21. pon la continuacion de esta historia plz!!! esta genial!!! me facinooooo

    ResponderEliminar
  22. Anónimo2:34 p.m.

    He ahí un buen post :-D

    Yo tengo 32años y una novia linda de 23, previamente buga, y efectivamente, hay ventajas y desventajas. Me encanta nuestra relación en todos los aspectos...
    Mi pretendida experiencia y su espontaneidad, su condición física y mi halterofilia, y lo mucho que hemos aprendido una de la otra, yo le mostré el buen cine, ella me enseñó a andar en patineta. Yo la llevé a la playa, ella me enseño que pasear en un parque a un perro puede ser la cosa más divertida del mundo...
    Yo la hice adicta al sexo y al sushi, ella me ha abierto los ojos al color rosa y a las palomitas enchiladas de cinépolis...
    Ah, y por supuesto, me ha hecho evolucionar en tolerancia tanto como jamás creí posible. En un mes cumplimos un año y me siento feliz...

    ResponderEliminar

¡Buga la que no comente!