lunes, marzo 15, 2010

El drama familiar de las lenchas

Sí, ya eres una verdadera y completa lesbiana. Ya aceptas que deseas a las mujeres y dices "Maaaasiiiitaaa" cuando ves a las Miss Universo, aunque sea solita en tu cuarto.

Pero momento: ¿Cómo vas a vivir tu vida cuando dependes de papi y mami? Porque claro, todavía eres joven, estás en la escuela, en pocas palabras: eres una mocosa dependiente que ni siquiera sabe como preparar una comida decente.

La pregunta obligatoria es: ¿Se los digo o no se los digo? Porque claro, esta pregunta está secundada por la siguiente: ¿Qué va a pasar cuando se los diga?

Veamos algunas posibles reacciones:

1) Te tratarán como una pervertida.

Tus papás van a decir que eres una degenerada y que estás confundida, que ellos no te educaron así, que seguramente fue una mujer la que sedujo tu mente débil e infantil y te pervirtió. Después de que Doña Itsy y que Don Audomaro peguen el grito del cielo, te van a castigar 10,000 años y a tenerte constantemente vigilada para que las mujeres no te sigan pervirtiendo.

Tal vez un día tu mamá te caiga con el Padre Agapito para sermonearte y recitarte todas esas partes de la Biblia en donde a los homosexuales se los lleva la chingada o se van al infierno, en cuyo caso podrías recordarle al Padre Agapito que Yisus andaba con las prostis, los tranzas, los leprosos y toda la gente a la que le hacían fuchi.

Luego van a ponerse profesionales: te van a llevar arrastrada al psicólogo. Si eres una chava más o menos tranquila, después de algunas sesiones te vas a poner a chismear con él porque ya notó que realmente no tienes pedos. Entonces va a llegar el punto en el que Doña Itsy le pregunte al psicólogo qué es lo que está mal con su hija y si el psicólogo le responderá: "Itsy Junior no tiene ningún problema, el problema lo tiene usted porque no la acepta".

Don Audomaro dirá que por supuesto, no se puede confiar en la opinión de un loquero, que seguramente estudió esa carrera porque estaba traumado.

Si estás medio azotada, aunque tus problemas no tengan nada que ver, tus papás van a colgarse de ahí para encontrarle un origen a tu lesbiandad. Tal vez empiecen a echarse la culpa entre ellos y a salir con esas fórmulas causantes de homosexualidad:

Madre dominante + Padre sumiso = Hija que trata a los hombres como trapos.

Madre consentidora + Padre cabrón = Hija que odia a los hombres.

Madre independiente + Padre ñoño = Hija liberal que se siente hombre.

Tal vez desfiles con varios psicólogos, pero eventualmente se van a cansar de llevarte o les va a empezar a doler el codo. Lo que suceda primero.

Y no, no lo van a aceptar, pero se van a medio resignar. Van a odiar a tu primera novia con toda su alma, no te van a querer dejar salir con ella y sí, le van a hacer groserías cuando tengan oportunidad. Pero bueno, son otros tiempos. Recuerda que Doña Itsy y Don Audomaro son de la vieja ola. Cuando nacieron no habían iPhones, ni LEDs, ni triples dobleús.

Tal vez llegue el día en el que conozcan a tu segunda novia, una chava más tranquila y buena onda que se convertirá en su sierva con tal de ganarse el corazón de sus suegros: dulce, solícita, amable y súper educada con ellos. Nunca van a aceptarlo, pero la van a amar y el día que cortes con ella, Doña Itsy te va a armar un pancho "¡¿Por qué dejaste ir a tan buena muchacha?!"

Ahí es cuando te vas a dar cuenta de que tus papás ya aceptaron que eres lesbiana. Felicidades, tu familia te acepta.

2) Te desterrarán.

Tus progenitores son verdaderamente extreme. Probablemente te van a decir cosas horribles, como que se avergüenzan de ti, como que ya no eres su hija y no quieren verte nunca más. Se van a gritar de cosas y va a ser un pleito espantoso, en el que ninguno de tus argumentos será tomado en cuenta.

Sí, hay la posibilidad de que te saquen de tu casa y te deshereden y hagan como que te hubieras muerto. He oído historias así. Afortunadamente, éste es el menor de los casos.

Pasarás penurias económicas y es posible que te la pases un buen tiempo luchando para salir a flote y siempre con el dolor de que Doña Itsy se haya olvidado de que tiene hija. Pero gozarás de los privilegios de la libertad, mucho antes que muchas, o sea, podrás meter a tu novia a tu mini-depa todas las veces que quieras, sin que nadie te diga nada.

Quizá nunca vuelvas a saber nada de tus papás, quizá Doña Itsy te mande dinero en secreto o quizá con los años, te reencuentres con ellos y harán una tregua.

¿Lo aceptarán algún día? Quién sabe.

3) Harán como si nada.

Como en todo, hay papás que son medio extraños. Acabas de decirles: "Papá, mamá, soy lesbiana" y Don Audomaro y Doña Itsy se quedan tres segundos mirándote fijo a los ojos sin pestañear y luego te dicen: "Definitivamente está bajando el clima". "Sí, mejor ponte un suéter, va a refrescar". Acto seguido, Doña Itsy se va corriendo a sacar la ropa de la lavadora y Don Audomaro va a revisar si el coche enciende bien. En pocas palabras, negación total.

Hacen como si no hubieran escuchado, porque es demasiado para ellos imaginar que Itsy Junior desea agarrarle las bubis a una mujer... o la panocha, o las nalgas. Seguramente oyeron mal y si nunca se habla, seguramente no es real.

La buena noticia es que probablemente podrás hacer más o menos tu vida sin que intervengan. La mala es que probablemente se santiguarán y se referirán a la homosexualidad como si fuera un delfín de 4 patas y 2 culos, cada vez que alguien saque el tema a colación.

4) Te dirán que te quieren como eres.

Te armas de valor y dices: "Mamá, me gustan las mujeres". Soltarás el llanto como Magdalena, como si por fin pudieras respirar. Y tu mamá te abrazará. Quizá Doña Itsy no sea la persona más articulada de este mundo, pero se quedará cerca de ti y te dirá que te quiere. Que tú, Itsy Guadalupe, eres su hija más preciada. Que siempre ha estado orgullosa de ti, desde aquel día en el kínder en el que pegaste tres frijolitos juntos y se dio cuenta de lo talentosa e inteligente que eres.

Felicidades, tu mamá prefiere tenerte cerca aunque no sea fan de las lesbianas. Pero stop, no es tiempo de celebrar: al día siguiente tu mamá se va a poner rara y va a andar muy callada. Eso quiere decir que ya le cayó el 20 y se está haciendo preguntas, como por ejemplo: ¿Por qué Itsy Junior es lesbiana? ¿Será por algo que hice o no hice? ¿No le habré prestado suficiente atención? ¿Es porque Audomaro es un ranchero? ¿Y si la hubiera dejado salir con amigos cuando quería hacerlo? ¿Será que la alesbianaron en la escuela de monjas? ¿Debí presionarla para que fuera más femenina?

Doña Itsy por supuesto, se va a echar la culpa. Y como tiene mucho que procesar, tal vez prefiera no compartirlo con Don Audomaro. A partir de aquí, va a prestar mucha atención a todo el tema gay y cada cierto tiempo, te va a salir con preguntas incómodas, cosas como por ejemplo, si te gustan todas las mujeres o tipo si tus amigas lesbianas hacen orgías en sus reuniones.

Hay que tener paciencia, pero vale la pena contestar una a una las dudas de Doña Itsy e ir educándola. Si puedes, déjale por ahí un ejemplar de "Papá, mamá soy gay". Recuerda que a ti te llevó un buen de tiempo aceptarte. Dale chance de que ella lo procese y se dé cuenta de que tú sigues siendo la misma mocosa adorable que juntaba frijolitos en el kínder, aunque te guste la panocha.

5) Te dirán que ya lo sabían.

- Soy lesbiana- saldrá de tu ronco pecho.
- Ya sabíamos- dirán tus papás.
- ¿Desde cuándo?

Y su respuesta será algo así:

a) Desde que tenías 6 años y jugabas a que eras luchador.
b) Desde que estabas en el kínder y besabas a tus compañeritas para hacer como en las telenovelas.
c) Desde que se dieron cuenta de que eras mejor futbolista que cualquier de tus primos.
d) Desde que te encontraron jugando a la doctora y la enfermera con tu prima.
e) La suma de todas las anteriores.

Incluso es posible que te reciten la lista de todas las niñas que te gustaron y de todas las que fueron tus novias. "A ver cuando traes a Bugonia a cenar, ya te estás tardando". Ubican súper bien a tu novia y se mueren de ganas de adoptarla como su hija política.

Felicidades, eres una suertuda: tus papás aceptaron tu lenchez mucho antes que tú misma.

En conclusión

Salir del clóset con la familia es parte del drama lencho. Habrá llanto, habrá momentos incómodos, recriminaciones, pleitos y reconciliaciones y una que otra mamá buena onda que se convierta en la mejor de las suegras.

Si ya saliste del clóset, te haya ido bien o mal, es un alivio saber que ya no tienes nada que ocultar. Al final del día, la honestidad es la mejor de las recompensas.



En la próxima entrega: El drama social de las lenchas.

18 comentarios:

  1. Jejeje!... Excelente entrada! Muy buena Chumina... yo no he salido del clóset con mis papás solo con mi hermana (y a huevos) Y pues... ahora se ha convertido en la cuñis buena onda... (bueno, esta en proceso aun) pero ahi va!

    Pues nada, he pasado como siempre a leer =) Muchas felicitaciones por su blog!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Ah genial, pero te faltaron las mamas que dicen que te quieren y aman y aceptan, pero no quieren conocer ni a tus amigas, ya no digamos a tu novia, porque piensan que con todas haces "cochinadas" y que aunque saben que eres más lencha que Ana Gabriel, siempre te quieren empatar con cada wey asqueroso, y que si no eres fem, te obligan a usar tacones, maquillaje y joyas para ver si así se te quita y que esconden tu lenches de familia, vecinos y amigos como si fuera la peor de las vergüenzas!!

    Pero muy buen post, ya espero la otra entrega.
    Felicidades por tu blog!!!

    ResponderEliminar
  3. palabras mas.. palabras menos.. y como todo siempre es probable que haya combinaciones de los casos practicos y por ridiculos que puedan sonar creanme, como en la estadistica y la probabilidad nunca existe un cero absoluto.

    DL

    ResponderEliminar
  4. Qué buen post! me he reído mucho. Creo que mi salida del clóset estuvo entre la primera y la segunda. Ahora ya pasó el tiempo y mi familia normal. Mi mamá hasta se va de compras con mi novia ¬¬'.

    Saludos desde Perú =)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:40 a.m.

    buena entrada recorde cuando sali del closet y que fue una mezcla de todas las anteriores mensionadas. Contando que mis papas me vigilaban con todas las amigas no vaya a ser que alguna de esas fuera mi novia (nada que ver) pero ahora mi mama ya toca el tema pero sin PROFUNDIZAR tanto jejejeje pero al menos ya sabe y una se siente mas libre y mi papa o mi hermano ni se que piensan ellos

    Saludos a todas las lencheras de closet y a als que ya se animaron que alivio (que no)

    ResponderEliminar
  6. cuando mi má me sacó del closet no puedo decir que me haya ido mal, de hecho, creo que me fue mejor de lo que esperaba: mitad del punto 1, mitad del punto 3 con una pincelada del punto 4... aaaay estas madres que ven telenovelas y adoptan esas poses melodramáticas, jejejeje.
    Muy buen post Chumina, ahora sólo me intriga saber que apellidos le asignas a Itsy Guadalupe, yo me la imagino como Sánchez Pérez o López García, algo super ad hoc.
    Saludos Chumina y Lencha!!

    PD. Por cierto, felicidades a Liliana Felipe y Jesusa Rdz por su "casorio".

    ResponderEliminar
  7. Yo solo le he dicho a mi mama y fue cuando tenia 14 años, le conte de mi primera novia, y lloraba de una manera que me traumo y le dije que solo habia confundido sentimientos de amigas por "algo mas" :| la cosa es que me mando al psicologo. En esa misma semana supo la mama de mi novia (en ese entonces) he hicieron una reunion donde estabamos las cuatros, la mama de mi ex y mi mama, y bueno, nosotras. Fue bastante incomodo y llegamos al acuerdo de que no ibamos a estar mas juntas como pareja que solo como amigas. Claro que eso no fue asi, nosotras seguimos con nuestra relacion a escondidas... Al año, mi mama me pregunto si yo todavia estaba con aquella niña con la cual me "confundi", y no tuve otra alternativa que decirle y se lo tomo bien pues ahi ya lo tenia mas asumido. Que recuerdos! Y que Dramatico momento, fue bastante angustiante.

    Muy buenas entradas!

    ResponderEliminar
  8. a mi me paso una mezcla de todas, pero sin que me corrieran de mi casa, ahora toda mi familia AMA a mi novia como la hija que siempre quisieron tener

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12:36 p.m.

    muy buena la entrada! yo ya salí del closet y si fue un alivio, aunque no lo ha aceptado mi familia. Hace unos días me escapé con mi novia, mi madre se enfureció y sé que no lo aceptará pero solo me conformo con que no se metan. Es mejor estar lejos porke me cansé de que me vigilara tanto. Pero bueno, ahora soy feliz y ya!
    saludos

    ResponderEliminar
  10. Anónimo7:11 p.m.

    no mames eso si que es buen escrito, yo entre en la calidad de se hicieron gueyes y no hablan de ello...
    interesante
    besos!

    ResponderEliminar
  11. jejejeje ai kada istoriaaa :D ke bueno... podrian acerse unas buenas telenovelas i no churros ya jejeje...

    saludossss

    aki sigo pasandooo

    ResponderEliminar
  12. Primero que nada: cómo me haces reflexionar chingao

    Segundo:no mms..lo hubieras cortado!!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:17 p.m.

    Yo creo que siempre es un nuevo comenzar...

    ResponderEliminar
  14. Anónimo11:12 p.m.

    tipico que la familia quiera verte de vestido tacones y peinados extrafalarios :( cuando le dije a mi mamà mi homosexualismo fue con un ejemplo de chocolates, dije que no me gustaban con cacahuate como a la mayoria de las personas y lo entendió :p

    ResponderEliminar
  15. Anónimo8:07 p.m.

    ¿se puede una mezcla de reacciones?
    Cuando yo lo dije fue a los dos, mi padre y mi madre al mismo tiempo....mi voz trataba de articular las palabras y mi madre intentaba completar mis frases y mi padre solo repetía "deja que ella lo diga, ella tiene que decirlo"...creo que en ese momento era como un "ya lo sabemos"...pero mi padre insistía en que era yo quien tenía que decirlo tal cual...despues de eso vino el llanto de mi madre y mi padre diciendo como Alf "no hay problema".....luego vino el cafe entre los 3 y como si nada pasara...3 años despues viven felices sabiendo que soy feliz. The end.

    ResponderEliminar
  16. De a 10 esta entrada!! me encantó Chumis!!
    A ver cuando me armo de valor y cojo ovarios para salir del closet con mi familia. Mi problema es que al ser Bisexual ellos creeran que soy una CONFUNDIDA...
    Pero bueno... aun digo buscando el libro ese. Se lo quiero regalar a mi novia despues de leerlo!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Anónimo5:07 a.m.

    Ojalá todo fuera tan fácil como algunas de ustedes que ya son aceptadas en casa... aquí en mi caso son TODOS bien cerrados... ven a los gays como si no debieran existir... mi mamá sabe maso menos ke onda kon migo pero se ciega ella sola creyendo que estoy corregida o algo, como si fuera enfermedad...

    deben de entender que no es una enfermedad, no es algo que se pueda quitar por más que lo impongan.En verdad muchas felicidades a las personas que ahora son felicesdespués de salir del closet... pero ahorita para mi todo eso es muy dificil... todas las personas saben de mi, menos mis papás... pero kreo ke más ke no o sepan, se hacen los ciegos :S.. mcon mi mamá ya lo hablé una vez y se hizo la tonta depuees de kastigarme, quitarme celulares, restringirme en todo..etc...

    ResponderEliminar
  18. Chuminis...para mi fue difícil salir del clóset porque no sabía cómo decírselo a mi madre...me costó mucho trabajo armarme de valor pero lo logré...y fue algo genial porque obvio, primero me dijo un sermón que parecía no tener fin...que si me iba a mandar con el psicólogo, que si íbamos juntas, que si ella tenía la culpa por no haber sido una "buena madre", etc. etc. pero como a los 10 minutos recuero bien que tomó aire y me dijo: eres mi hija y así te amo, te amo como eres y te acepto...wow...fue algo único y libertador...mis hermanos aunque yo no se los dije ya lo sabían y a mi papá nunca le he dicho nada pero sé que lo sabe...este año fui de vacaciones a su casa y llevé a mi novia...fue algo muy padre porque aunque no es totalmente abierto...ellos saben qué onda y me respetan...a estas alturas del partido mi madre siempre que me ve me dice: hija, fíjate que fulanita es lesbiana y tiene a su pareja pero es bien femenina...arréglate y bla bla bla...y esta última vez me sorprendió porque me dijo: maquíllate, arréglate porque tu novia es buena muchacha y está muy guapa y si no lo haces...capaz que te deja por otra y no quiero eso...y yo con el ojo cuadrado...no sé es chido...no es fácil pero cuando lo haces llevas más las de ganar la mayoría de las veces...saludos Chuminis...

    ResponderEliminar

¡Buga la que no comente!