jueves, diciembre 18, 2008

Cómo llegar al punto G


Ante los comentarios surgidos en el post pasado, voy a tratar de abordar este tema tratando de explicarlo lo mejor posible. No me considero ninguna gurú sexual, así que investigué de varias fuentes y lo sumé con mi conocimiento práctico. Si alguna de ustedes, conoce otras técnicas, le agradecería las comparta. Mientras tanto, empecemos con el tema:

El punto G, se llama en realidad punto de Gräfenberg, en honor a su descubridor, un ginecólogo alemán, que publicó un estudio en 1929 en el que dio a conocer esta área de la zona genital femenina.

El punto G es una zona anatómica con más terminaciones nerviosas, que está en la pared anterior de la vagina a unos 5 cm hacia adentro, detrás del hueso púbico y alrededor de la uretra (ver imagen). Aquí se encuentran las glándulas de Skene que lubrican la vagina. Al parecer, estas glándulas están relacionadas con la eyaculación femenina, especialmente en mujeres que las tienen de mayor tamaño.

Según Wikipedia, se piensa que la estimulación del punto G es más intensa en las mujeres mayores de treinta años, porque los cambios en la estructura de los tejidos del interior de la vagina permite un acceso más fácil a dicho punto. Algunas mujeres creen por esta razón que en la treintena alcanza su cúspide sexual.

Ahora sí, ya vimos la teoría, llegó el momento de hablar de la práctica:

Imagínate que, como buena lencha, estás en la mera acción con tu novia y llega el momento en el cual tú introducirás al menos un dedo dentro de su vagina.

  1. Coloca tu mano con la palma hacia arriba. De esta manera podrás tener mejor acceso al ansiado punto G.
  2. Elige el dedo de tu preferencia. Por el largo y por la comodidad, por lo general se emplea el dedo corazón o el índice.
  3. Introduce suavemente el dedo dentro de la vagina. En este caso se aplica el "despacio pero seguro". Se recomienda ir del clítoris, con suaves masajes, curveando el dedo, entrando poco a poco. Altamente recomendable: pequeñas entradas y salidas, avanzando un poco más cada vez.
  4. Dosifica el ritmo de penetración. En este momento, tu dedo pulgar debería estar apoyado en el clítoris o muy cerca de él y tu dedo ya debería poder llegar hasta el fondo. Si notas que tu pareja se prende con estos movimientos, aumenta poco a poco el ritmo de las penetraciones. Esto irá aumentando su excitación sin lastimarla.
  5. Localiza el punto G. En la posición en la que estás, con sólo oprimir el dedo hacia arriba, deberías sentir una textura rugosa. Ese tejido es tu objetivo, masajealo, haciendo presión hacia él repetidas veces. Si todo salió bien, notarás una gran satisfacción en tu pareja.
  6. Aumenta el ritmo. Conforme vaya aumentando su excitación, aumenta el ritmo y la intensidad de las penetraciones. Si todo sale bien, lo más probable es que la hagas llegar al orgasmo.
Nota: Si te cansas en algún momento, alterna tus movimientos. Podrías girar tus dedos o cambiar el ritmo, pero de preferencia no pares, es frustrante cuando se detiene el estímulo y tu pareja puede perder la concentración y algo más.

Ahora es importante recalcar algunos puntos, ya que el hecho de llegar al punto G en sí no garantiza que todo vaya a salir a pedir de boca:

  • Lávate las manos y córtate las uñas. Vas a entrar a territorios que por lo general están resguardados. Para cuidar a tu pareja, procura tener una buena higiene y traer las uñas cortas para no lastimarla.
  • Dedica un tiempo para excitar a tu pareja. Bésense, acaríciense, fajen a gusto. Ir directo a la penetración sin precalentamiento puede hacer que tu pareja no esté suficientemente lubricada y que por lo tanto, las cosas no salgan bien.
  • Conózcanse. Mientras más sepas lo que le gusta a tu pareja, mejor podrás complacerla. Dedícate a encontrar qué partes de su cuerpo son sensibles, no des nada por sentado. Pregúntale qué le gusta, hablen. La retroalimentación es importante.
  • Siéntanse cómodas. Si tu pareja está distraida porque se alza la cortina y tiene miedo de que las vean desde la calle, no va a poder concentrarse y disfrutar. Que su nidito de amor esté limpio, tranquilo y agradable.
  • Practiquen. El sexo, como muchas cosas, se dominan con la práctica. La intuición ayuda, pero no hay nada como ir descubriendo las cosas y vivirlas.
  • Infórmense más. Siempre es bueno leer más, repasar el kamasutra y preguntarle a amigas de mucha confianza qué les funciona a ellas.
Bueno, eso es todo, espero que esta información les haya ayudado.

10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ahora si no tienen excusa mujeres lectoras, en serio que no

    mira que chumis tan educativa, hasta parece wikipedia (:

    les dejo un link para reirse bastante ad hoc:

    http://www.dosisdiarias.com/2008/10/2008-10-13.html

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:45 a.m.

    ñ__ñ muy iformartivo!!!
    grax..
    saludos y besos..

    aah! no abandonen tanto el blog
    chikas!!

    bye bye!

    ResponderEliminar
  4. wooooooooorale!!! toda una experta, con esas descripciones dan ganas de saltar directo a la cama!!!


    Besos
    VAMP

    ResponderEliminar
  5. Muy buena la orientación educativa que nos hace favor de proporcionarnos Chumina.. Ya quiero salir corriendo a buscar el punto G de me nena!!! Jejeje!..

    ResponderEliminar
  6. Perrita..¡esto significa que a mi edad empezaré a conocer los placeres de mi tan aclamado punto g?

    ResponderEliminar
  7. *-* muy pero muy interesante información!

    muchas gracias !

    ResponderEliminar
  8. Cherry Cola7:41 p.m.

    exc post!!!! ya ves k hasta nosotras lenchas tb lo necesitamos..

    yo aprendí el lunes pasado a encontrarlo jajajajajaj grax a mi novia y hoy me topo c este post...pero vaya que si es cansado mantenerse para k llegue al orgasmo!!!y no sé pk no pude lograr meter el 2do..falta d práctica como ya pusiste

    ResponderEliminar
  9. Necesito la tecnica perfecta y perfeccionada de todas por que este año si que me traigo a la princesa a vivir conmigo... plis

    ResponderEliminar

¡Buga la que no comente!