lunes, septiembre 04, 2006

El sexo como deporte


¿Cuántas de nosotras nos hemos aventado al ruedo sin tener la mas remota idea de que hacíamos? Según mi ancha manga el 90% de las personas encuentran su primera vez totalmente decepcionante.

Existe el mito de que las lesbianas saben mejor que nadie cómo satisfacer a una mujer, por eso quiero hacer un pequeño ejercicio matemático con ustedes: 1 lencha virgen + 1 lencha virgen...

¿Qué da? Una relación sexosa poco satisfactoria. En este momento quizás estarás pensando: es cierto, mi primera vez fue un desastre, ¿ya me jodí? ¡No hermana!

O tal vez todavía eres virgen y te gustaría que no sea tan desastroso, ¿cómo rayos le voy a hacer para salir airosa en mi primer encuentro sexoso? O quizá piensas que simplemente apestas en la cama y quisieras, para variar, ser una fiera ardiente.

No te preocupes hermana, Memoirs esta aquí para ayudarte con un súper manual sexual, para que te prepares como toda una atleta, porque después de todo el sexo es una actividad física y fácilmente podemos aplicar principios del deporte a la cama. ¿Estás lista? Toma nota:

1. Prepárate. Para jugar un deporte, primer tienes que aprenderte las reglas. Este sería un buen momento para consultar a tu buen amigo google y ponerte a leer. Si no sabes por donde empezar, no te preocupes, Memoirs tiene una serie de links sexosos que te ayudarán a incrementar tu saber. Sólo checa en la barrita de la derecha.

2. Comienza a entrenar. ¿Cómo podríamos simular el ejercicio del deporte sexual? Pues conociéndonos a nosotros mismos, así que sácate esos prejuicios de encima y ¡dale duro a tu entrenamiento masturbatorio! Si no te sale a la primera, no te frustres, sólo hay que seguir practicando, te aseguro que eventualmente anotarás.

3. Consulta. Resulta que después de todo el entrenamiento y preparación todavía tienes algunas dudas técnicas. No te quedes con las ganas de preguntar, lo importante es que te sientas completamente segura. ¿A quiénes puedes consultar? A los expertos. La Lencha y yo podemos ayudar pero igual ayudarían algunas páginas de salud sexual en la red.

4. Visualízate. La mejor manera de ser una triunfadora en la cama es creyéndote que lo eres. Para empezar a serlo tienes qué imaginarte cómo van a ser las cosas: alimenta tu fantasía, sueña, recrea, inventa, imagínate ese momento glorioso cuando empieza el partido, imagínate cómo vas llevando las cosas hasta anotar... imagínate la gloria. Después de este ejercicio, te aseguro que te vas a sentir mucho más segura y ya sólo por eso, te va a salir mucho mejor.


Bueno, después de este arduo entrenamiento al estilo Memoirs seguramente ya te sientes lista para entrarle de lleno al juego, pero ¿lo estás? Pon atención y toma nota de los valiosos tips que Memoirs tiene para ti para que estés como nunca a la hora del partido:
  • Asegúrate de tener el equipo necesario. Toma nota mental de todo lo que pudieras necesitar y no sólo estamos hablando de protección, piensa en todo lo que pudieras tener a la mano para hacer de este encuentro algo inolvidable.
  • Ponte guapa para el partido. Sabemos que la onda de la lesbiana rebelde esta in pero la presentación es importante. No sólo vas a llamar la atención de tu oponente, cuando te vea tan segura y tan sexy se sentirá derrotada de antemano.
  • Prepara la cancha. El ambiente es importante, no estamos diciendo que prepares tu cuarto como si fuera el estadio del Mundial, pero de perdis ordénalo, límpialo un poquito, hazlo agradable, airéalo un poco para que no apeste. Si te nace, pon velitas o algo romántico.
  • La concentración es importante. Si entras al partido pensando en que todavía tienes que estudiar, que el hambre de Somalia es un pendiente importante y que tu madre podría entrar en cualquier momento, obviamente vas a jugar de la chingada. Tranquilízate, medita, pon tu mente en blanco y entra a lo que te cruje Chencha.
  • La mejor manera de anotar es no pensar en anotar. Haz intentado de todo y nomás no llegas a la portería. Stop sister! Deja de obsesionarte con la idea de que tienes que anotar, ya sea en tu cancha o en la contraria, tú sólo concéntrate en anotar, juega, diviértete. El gol se dará de manera natural.
  • La práctica hace al maestro. La mejor manera de dominar un deporte es practicándolo, no pienses tanto en que te tiene que salir bien, sólo juega, eventualmente tu cuerpo responderá solo y te empezará a guiar hacia la perfección.
  • El trabajo en equipo es básico. Coordínate con tu pareja, platiquen estrategias; recuerda que dos mentes trabajan mejor que una. Si se entienden fuera de la cancha, será mucho más fácil que se entiendan dentro de ella.
  • Diviértete. La mejor manera de disfrutar el juego sexual es tomándolo como es: pura diversión. Ya sea fuck buddy, amante o novia, la idea es que todos la pasen bien. Recuerda que no hay mejor deporte que aquel que amas hacer.

Ahora sí mis queridas educandas, si siguieron todos los pasos al pie de la letra, ¡ya están listas para ser unas fieras en la cama!

3 comentarios:

  1. Jummm... interesante... Interesante...

    ResponderEliminar
  2. NNNN yo pensaría que aun siendo vírgenes el instinto es el instinto...y debe ser padrísimo ir descubriendo cosas ambas partes, es decir si no tienes experiencia y ella tampoco..pues que rico empezar a experimentarse.

    Obvio la lencha osea yo no puedo hablar mucho al respecto porque yo primero me entrené! jajaa..así que ya no llegué virgen a mi primer relación lencha

    Como sea no sigan mis consejos sino los de la chumina

    Gabriel..aprende mucho

    ResponderEliminar
  3. La Comandante12:27 p.m.

    Vale pues, yo entrenamiento entrenamiento no he tenido, y mi nena tampoco... a menos que cuente para ello las sesiones de phone-sex que nos aventamos muy a menudo, donde nos vamos describiendo paso a paso todo lo que nos gustaría hacernos.

    Claro que del dicho al hecho hay mucho trecho... pero bueno, será cuestión de ir experimentando poco a poquito porque más vale paso que dure y no trote que canse, o ustedes qué piensna?

    ResponderEliminar

¡Buga la que no comente!