jueves, agosto 10, 2006

Radiografía de una lencha


Leyendo un comment, se me ocurrió que la mayoría del mundo exterior, llámese la Señora Sociedad, no tiene la más remota idea de cómo es una lencha.

Hay algunas ideas recurrentes que oyes cuando vas por la vida:

  • Las lesbianas son viejas que se besan esperando a que un hombre entre en acción.
  • Son mujeres frustradas que no pueden conseguir un hombre.
  • Son unas pervertidas que usan juguetes sexuales.
Nos desvinculamos de cualquier declaración hecha por mujeres frustradas, actrices porno y similares. Aclarado este punto, conozcamos a la verdadera lencha:

  • La verdadera lencha es casual. Si bien hay los extremos, el grueso de la comunidad lencha anda en jeans, tennis y playerita, nada fuera de lo común. La comodidad es básica para una lencha en su vida diaria. Aunque en determinado momento especial podamos salir vestidas y estar despampanantes, la verdad es que cuando nos quitamos el vestido y aventamos los tacones, sentimos un alivio inmenso, con ganas de volver a repetir.
  • Las lenchas son unas románticas empedernidas. Somos cursis a más no poder, a la mayoría le encanta escribir poemas más ñoños que los de Gustavo Adolfo Bécquer y lloran de gusto con las comedias románticas. Se enamoran perrísimamente, lo entregan todo, se escapan, le cantan a la vieja y se ponen de cabeza por ella. Cuando terminan una relación se desgarran las vestiduras, gritan, patalean, celan y se deprimen cañón. Eso sí, dentro de toda nuestra locura queremos a una vieja que sea para siempre.
  • Las lenchas no tienen complejo de anoréxicas. Nos encanta comer cosas ricas y no hacemos la ridiculez de hacernos de la boca chiquita, nos vas a ver en la esquina comiendo los tacos con gusto. El ejercicio es opcional y la hora de la comida es para disfrutarse. Una lencha entre bugas sufre a la hora de la comida porque las bugas siempre están contabilizando lo que comen, pidiendo ensalada, coca-light y agua purificada... aunque en su casa se echen la caja de galletas. Ojo, pueden haber excepciones o puede que yo lo esté inventando pero la verdad es algo que me asombró mucho al comer con las lenchas. ¡Éramos tan felices!
  • Las lenchas son independientes. Nos gusta trabajar y que reconozcan nuestro trabajo, le metemos un montón de ganas, estamos en busca de una realización personal que va mucho más allá de la idea del matrimonio. Andamos de aquí para allá y de arriba para abajo, no nos gusta que nos limiten o que nos digan cómo nos deberíamos de comportar. Las convenciones sociales están out, la tolerancia está in.
  • Las lenchas somos respetuosas. La mayoría de nosotras tuvo un amor platónico cañón cuando estaba en la secundaria y babeada por su mejor amiga, pero la realidad es que nos gusta que nos correspondan y nos choca hacer escándalo en sociedad (en un antro gay puede no ocurrir así). Cuando vemos una vieja que nos interesa lo primero que tenemos que saber es si es gay, si no es bye.
  • Las lenchas andamos de undercover. No es como con los hombres que en dos segundos notas que le truena la reversa o que está tratando de ligar a un chavo. La mayoría de las mujeres no tienen ojo para reconocer a una lencha, los hombres dan por sentado que toda trailera es lencha... y a veces las traileras tienen hijos y están casadas. Las lenchas que tú conozcas porque salen en la tele o están en alguna agrupación, son sólo la punta del iceberg.
  • Las lenchas cogemos bien pero no hacemos milagros. Hay el mito de que una mujer con otra mujer puede complacerla hasta límites inimaginables sólo por el hecho de ser mujer y tener la misma anatomía. ¿En serio? ¡Que me devuelvan mi dinero! Si bien una mujer puede saber mejor que nadie cómo complacerte, eso no significa que ya lo sepa. Si una mujer no llega y le enseña, si no pasa tiempo descubriéndose y detectando qué es lo que le gusta o simplemente si no se relaja, lo más seguro es que sea bastante maletona en la cama. Sin embargo, he leído por ahí, que las mujeres lesbianas manifiestan un índice mayor de satisfacción sexual que las heterosexuales. Un beso a mi novia que es un as en la cama.
  • Las lenchas no siempre recurren a los juguetes sexuales. Aunque hay las que se van de shopping a la sex-shop, la mayoría (especialmente las primerizas) no tienen gran curiosidad por el plástico y las vibraciones o si tienen curiosidad, lo ven como algo demasiado exótico para ellas. Algunas parejas recurren a estos juguetes como una manera de darle un poco de sabor a su relación. En alguna ocasión, oí una lencha que dijo "la verdad es que la idea del pilín me da risa, yo lo que quiero es que podamos hacer el amor mientras nos acariciamos y besamos".
  • Las lenchas a veces son feministas. La verdad es que a veces te vas a topar con algunas que creen que el resto del mundo es inferior y que nosotras somos las súper intelectuales pero también es cierto que te vas a topar con muchas lenchas que sólo buscan la igualdad. El machismo es algo que guácala, qué hueva y nos damos de topes en la cabeza cuando vemos a una mujer sumisa, aguantando pendejadas. Nos gustaría que los demás se dieran cuenta de que la balanza está innecesariamente inclinada hacia el otro lado pero eso no quiere decir que odiemos a los hombres, aunque sí, alguna vez te toparaás con lenchas que sí los odian, pero bueno, entiende: el mundo no ha sido precisamente justo con nosotras.

Y bien, mis queridas flores y los jóvenes curiosos que leen escondiéndose, eso ha sido todo por hoy. Si consideran que hay alguna característica lencha que haga falta, sean libres de dejar sus comentarios.

Hasta la vista, babies.

13 comentarios:

  1. lencha forever and ever12:01 a.m.

    mi qurida chumis, chingao ke bien nos describe, eso de la piel reseca me mato jajajajaja! mi madre siempre me dice " porke no te cuidas la piel, eres una señorita y tienes piel de lagartija( cabe mencionar ke no soporto traer las manos grasosas) jajajaja!

    ResponderEliminar
  2. Querida lencha forever and ever:

    La respuesta para tu mami, aunque no sé si puedas decírsela, es la siguiente:

    "Porque me vale queso".

    Cabe mencionar que las manos grasosas pueden ser una virtud ;)saludos.

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaaja
    Corrección chumina..hay algunas lenchas a las que les encanta el escándalo..

    Pero yo soy toda cute!!! pero amo tu radiografia..pensé que me habías estado espiando cabrona

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja ya ves como te conozco el alma lencha ;)

    Y en cuanto al escándalo, yo creo que ninguna lo disfruta o lo busca, pero sí tenemos una gran tendencia a resbalar para allá.

    ResponderEliminar
  5. Interesante su compendio...

    seguiremos leyendo este blog, que se ve bastante bueno ; )


    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Este post me hizo pensar en dos cosas.
    La primera... Mi amiga (la que conozco hace 20 años y es lencha) me contó que le puso a su consolador de nombre "Gabriel" se les ocurre alguna idea del motivo? A mi me dijo que ni se me ocurriera preguntarle.
    La segunda: Oí por ahi que muchas lenchas mmm como decirlo... Eligen serlo porque no encuentran o no encontraron un hombre que las haga felices, no solo sexualmente, sino intelectualmente y sentimentalmente. El informe decía que son el 60% (Argentina) las que mmm se hacen lenchas por opcion para decirlo de manera que se entienda...

    La última y no desvarío mas...
    Muchos hombres que conozco (amigos, conocidos, compañeros de trabajo) consideran el hecho de "levantarse" a una lencha como un triunfo de guerra, digamos... el corazón púrpura de los comandos Yankees hablando de seduccion... Me gustaría saber que opinan al respecto. Es decir... Consideran que hay mérito para un hombre que hace que una lncha cambie su preferencia sexual?
    Mierda! me duelen los dedos tanto darle...

    ResponderEliminar
  7. Querido, estimado y siempre bien ponderado Gabriel D....me he dado cuenta que tienes esa idea común respecto a las "lenchas" y te voy a contestar de la siguiente manera:

    ¿te late si el siguiente post te lo dedico a tí?...sale..con o sin permiso va pa ti...

    Nos agradará contestarte esto, pero de entrada te diré, ni Chumina ni Tu servilleta osea yo...tenemos el grado universitario de psicólogas o sexólogas...pero la vida nos ha dado el grado!!! y no porque leamos veinticincomil tratados de porqué una lesbiana es lesbiana, sino porque hasta ahorita te hemos contado cómo hemos vivido muchas, ese proceso.

    De hecho el primer post, de "el despertar de una lencha"...aquí mismo podrías leerlo para que te des cuenta que a veces hay cosas que tardas en descubrir de ti mismo.

    Un beso y un abrazo muy lenchosos de mi parte...(no la noble jeje) pero si..gracias por tu comentario y está pendiente del siguiente post.

    ResponderEliminar
  8. excelente post como siempre!! =) fue como leer mi carta astral o algo así ;)

    besos!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:23 p.m.

    QUERIDAS LENCHA, CHUMINA Y DEMÁS ALESVIANADAS!

    Me he estado poniendo al día leyendo su blog, muy interesante y constructivo.

    Bueno el punto es que viendo su radiografía lésbica...noté el asunto de la piel seca y bueno creo que las lenchas ya tenemos demasiadas cosas en que pensar (leáse relaciones, novela lésbica, pasarelas, chicas guapas de eventos mundiales (como olimpiadas shalala) como para andar preocupandonos por eso, así que bueno para eso existen múltiples marcas de exfoliantes...y si no...por que no aventarse tb uno casero?...en fin hasta con una ligera cremita hidratante...no es para tanto!

    Lenchas se acerca el invierno! hay que estar preparadas!

    Muchos saluditos inmu!

    ResponderEliminar
  10. Jajajajajjajaja muchas gracias Inmunizada, patrocinadora oficial Memoirs y proveedora de toda la cremita hidratante que mantiene fresca y rozagante la piel de la Lencha y la Chumina.

    ResponderEliminar
  11. jajaja... no pues ke buenas descripciones, de hecho me pude identificar en varios puntos... no en todos, de hecho soy un caso raro.. no soy independiente puesto ke soy una mantenida de mis pas(y me da mucha egg-va pensar en un trabajo), si una chava buga me agrada no me doy por vencida(osea, creo en la gay ke todas llevamos dentro), aveces soy una obvia de primera y grito a los cuatro vientos mi orgullo gay, am, pro eso si soy una romantika, cursi, super enamorada del amor y toda mujer linda!!!
    bueno ya pa no aburrir me despido... lindo el escrito!!!
    han

    ResponderEliminar
  12. Anónimo8:01 p.m.

    algunas lenchas afirmamos ke no keremos ser las mukamas de un men

    ResponderEliminar
  13. "Andamos de aquí para allá y de arriba para abajo"
    Y por eso es que somos tan buenas en la cama xD (Generalmente... o vaya, será que he tenido suerte jajajaja)

    Un beso, me encanta este blog :D

    ResponderEliminar

¡Buga la que no comente!